Tipaume Ensamblaje Orgánico y Biodinámico
Vino Artesanal Tipaume Organico Biodinamico Cachapoal
Vino Artesanal Tipaume Organico Biodinamico Cachapoal
Vino Artesanal Tipaume Organico Biodinamico Cachapoal

Tipaume Ensamblaje Orgánico y Biodinámico

Precio habitual
$30.000
Precio de venta
$30.000
Precio habitual
Agotado
Precio unitario
por 
Los gastos de envío se calculan en la pantalla de pagos.

Viña Tipaume es una de las primeras viñas chilenas en dedicarse por completo a la viticultura orgánica y biodinámica, algo que Yves decidió que tenía que ser el pilar central de este proyecto desde su génesis. Después de varios años trabajando en distintas bodegas alrededor del mundo y después de tomar conciencia de la cantidad de químicos que tenían los viñedos con los que trabajó, sintió que tenía que romper ese círculo vicioso.

El primer Tipaume nace en 2005 y fue una mezcla de varias cepas que se encuentran repartidas por la viña: principalmente Carménère, una buena parte de Cabernet Sauvignon y Merlot, y por último pequeñas cantidades de Viognier, Malbec y Lacrima Cristi. Todas estas variedades son cosechadas en la misma época: entre abril y mayo de cada año, y luego fermentan en conjunto en viejas barricas de roble francés.

La fermentación ocurre de manera completamente natural, sin la ayuda de levaduras artificiales ni ningún otro tipo de aditivo, y resulta ser un largo proceso de meses gracias a la baja temperatura que hay dentro de la bodega en otoño e invierno. El vino fermenta con sus pieles durante todo este tiempo, en donde el vino gana color, estructura, cuerpo y todas las bondades que se encuentran en la piel de la uva.

La vinificación es de mínima intervención durante todo el proceso, no se utilizan bombas para mover el vino, si no que todo se hace por medio de la gravedad, algo que es posible de hacer gracias a que la bodega se construyó debajo de la casa. Por último, 12 meses después de que se cosechó la uva, el vino pasa a sus botellas.

A pesar de ser un vino tinto, la recomendación de Yves es tomarlo a una temperatura levemente menor a la del ambiente, solo o en compañía de cualquier tipo de carne, pastas, o con el plato favorito de su casa: cochinillo al horno. Es un vino longevo que puedes guardar más de 10 años, como también disfrutarlo inmediatamente.

De este vino solo se producen 5.000 botellas al año.